EL TERRITORIO EN DISPUTA

Jorge Hernando Delgado Nichoy
Estudiante de sociología
Equipo el churo

“Cuando la mayoría de la gente tenga hambre y frio tomara por la fuerza lo que necesite”.
La economía Colombiana de desenvuelve en el sector primario de la economía siendo la agricultura y la ganadería las actividades preponderantes, el territorio está marcado por tres cordilleras a lo largo de su territorio, la mayoría de sus suelos son de ladera, según el IGAC hay 8 millones de hectáreas aptas para la agricultura y 16.8 millones de hectáreas para la ganadería pero se utilizan tan solo 5 millones en el agro y una exagerada cifra de 36 millones de hectáreas para cabezas de ganado, el 45% de los suelos del país se usa de forma inadecuada, con relación a esto miramos una carácter concentrador de la tierra por un reducido grupo de terratenientes y miles de pequeños propietarios campesinos; para citar un solo caso, se destinan 36 millones de hectáreas para un hato de 19 millones de vacas, es decir que cada ocupa en promedio 2 hectáreas.


Estas cifras reflejan la tercera peor desigualdad del mundo, aunque la desposesión de tierra a campesinos, indígenas y afrodecendientes se ha agudizado en el gobierno del ex presidente Uribe y tiende a ser mayor con la corrida de las locomotoras de la bonanza minera y los agros negocios.
El gobierno de Uribe insistentemente ejecuto zonas de palma aceitera para la producción de biodiesel, se paso de 206.801 hectáreas en el 2003 a 360.537 hectáreas en el 2009, con el propósito de llegar a 6 millones, en regiones de Curvaradó y Jiguamiandó en el Choco , atestiguan la violencia que represento la implantación de estos cultivos, donde los paramilitares y la fuerza armada violaron a mujeres y niñas, desterraron y masacraron a afrodecendientes. Actualmente en las en las regiones donde se asienta el plan consolidación del gobierno santos se cultiva la palma, este plan busca la evitar la intromisión de las comunidades e eliminar a la insurgencia, como también de apoderase del negocio del narcotráfico, las regiones son: San onofre (Sucre), Tibú (Norte de Santander), Guapi y Tumaco (Nariño), faldas de la sierra nevada y en la macarena (meta)
El agua un elemento vital y sagrado de las comunidades es un referente de plus valor para el capital transnacional y el monopolio terrateniente de esta nación. Los autores intelectuales del despojo privilegian territorios ricos en agua, tierras cercanas a ciénagas, ríos, vertientes, lagunas, con el objetivo de hidratar sus reces, regar el pasto y monocultivos extensos. Última mente el objetivo es apropiarse de estas zonas para la implantación de represas para generar energía eléctrica; uno de los grandes negocios monopolizado por la elite de este país. En la puesta en marcha de la represa de URRA I(1993-1999) terratenientes y ganaderos financian a paramilitares para expulsar a las comunidades indígenas Embera Catio, esta represa impacto el medio ambiente, parcelas y bosques están sumergidos, el pez boca chico desapareció, alterando el contexto social y comunitario de indígenas, campesinos y pesqueros que ya no tienen que pescar, no tienen que cosechar y sembrar, no tienen que comer, no tienen donde vivir.

El eslogan gobiernista de Uribe y Santos “Colombia es pasión” “vive Colombia viaja por ella” guarda en sus entrañas la mercantilización del territorio, inventariando el patrimonio cultural de las comunidades indígenas y la biodiversidad. El plan de desarrollo nacional busca tratar al agua como un recurso potencial y productivo, ¿con que objetivo?, también centran su preocupación en la protección de los recursos genéticos de flora y fauna, y dar importancia al conocimiento etnobotánica tradicional de campesinos, indígenas, afrodecendientes y palenqueros; la intención del gobierno no es mantener ni proteger sino de de apoderarse poco a poco hasta que las comunidades pierdan la autonomía y control de los saberes y tradiciones de las comunidades tradicionales, igual como paso con las semillas en la era de la revolución verde, se perdió el conocimiento de preservar muchas semillas, se perdieron muchas semillas hoy el son vendidas en paquetes. Con el TLC es más preocupante este aspecto.
El tema de la disputa del territorio por parte de las transnacionales en análisis del capitalismo contemporáneo refleja que los altos índices de plusvalía generados por el capital financiero no son suficientes, las entrañas de las relaciones sociales de producción tiene sus pilares en la propiedad privada de la tierra, por eso el interés por la minería, las represas, el turismo o mercantilización de ecosistemas y comunidades indígenas, los agro combustibles y ganadería extensiva. Esto explica el despojo y violencia desatada en varias regiones del país.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s