LA REFORMA A LA SALUD UNA TRAGEDIA MÁS.

images

JORGE DELGADO NICHOY

EQUIPO COMUNICACIONES EL CHURO

Nuestro gobierno siempre ha pretendido hacer un negocio con los derechos del pueblo Colombiano, valiéndose  de reformas constitucionales que dejan al libre albedrio las intenciones onerosas que favorecen a  las minorías oligárquicas del país y a los capital extranjeros, tal es el caso de la educación y salud que se han visto acaparadas para convertirlas en sectores rentables y productivos.

El servicio de salud es una enfermedad social y política,  pero  es un negocio  creciente y  prospero, de acuerdo con la Superintendencia Financiera, las principales fuentes de las utilidades fue el control de la seguridad social de los colombianos, esto se refleja en la inversión  social que hace el gobierno: los gastos en salud en relación al PIB en Colombia era de 1,2% en 1980, en los años siguientes a la Constitución de 1991 aumentó a 3,7% y en 2010 alcanzó el 5,5%, según el Informe sobre Desarrollo Humano 2013. Estos datos dan a conocer el apoyo económico en los servicios de salud , pero que esos recursos no mitigan las dolencias somáticas si no que aumentan el capital de las EPS, IPS, clínicas, etc. Y  otra parte también beneficia a las transnacionales de los fármacos.  Al años se destinan $7,2 billones a la compra de medicamento, una cifra muy alta debido a se cobran 2 y 3 veces más por la falta de control de precios por parte del estado.

LA REFORMA.

Al considerarse la salud como un derecho humano fundamental, el Estado aparenta garantizarla a través de un sistema y  plan único de salud, financiado con dineros públicos administrados por el Fosyga. Desde las últimas reformas a la salud  el Fosyga y las EPS fueron el principal responsable del desastre del sistema, y son la causa del desvío y la pérdida de cifras billonarias. A raíz de esto hay falsas pretensiones de mejorar el actual sistema en salud; hoy adelantan dos iniciativas de reforma un proyecto de ley ordinaria presentado por el gobierno para reformar el sistema  y una propuesta de ley estatutaria, formulada por las agremiaciones médicas. Con la Ley ordinaria el Estado reasume la vigilancia, control y regulación del sistema. Salud-1

La nueva ley del Gobierno propone la creación de un organismo, llamado SaludMía, que reemplazara al Fosyga, que se encargará de afiliaciones, recaudo, administración, pagos y la transferencia de todos los recursos a las empresas prestadoras del servicio. Pero con el pequeño detalle, de que  cuando los recursos económicos  salgan de las manos de SaludMía, esos dineros dejarán de ser públicos para convertirse en privados.

De la misma manera las EPS,  en adelante se llamarán Gestoras de Salud, quienes tienen la autoridad de atender a pacientes tanto del régimen contributivo como del subsidiado, Esas gestoras quedan autorizadas para organizar las futuras redes de servicios. Tambien  mantiene intacto ese mismo vínculo vicioso entre las clínicas y las nuevas “gestoras”, que en apariencia sustituirán a las EPS

Por otra parte el proyecto de ley ordinaria ante el Congreso de la República,  se reemplaza el Plan Obligatorio de Salud (POS), por una nueva figura denominada MiPlan, con el supuesto de cubrir todas las necesidades de salud pero que está lleno de trampas para no cubrir las necesidades de la gente. Es un sistema mucho peor  que a la par tiene una lista de servicios que no cubre el (POS); queda en incertidumbre los medicamentos, las intervenciones y procedimientos médicos que tendrán que asumir los mismos pacientes.

Para rematar suprimen  la tutela que  ha sido, uno de los mejores mecanismos para hacer valer por cuenta propia y a la fuerza la garantía de los derechos. Ante la justicia injusta y viciosa, Miles de personas han acudido a la tutela para curar sus enfermedades. Con esta reforma no habrá la posibilidad de entablar una tutela, como lo era antes.

Sin título

Ya pasaron más de 20 años de la supuesta mejor constitución del mundo, desde 1991 solo se ha evidenciado la apertura neoliberal, y como la carta magna es de todos y para todos también abandera el liberalismo, solo la aprovechan los que mejor saben competir de manera desleal o para los que han vendido  la soberanía y los que se burlan de la dignidad del los Colombianos. El pueblo está al filo  de la tabla, a pasos de caer a la deriva, paralelamente como pasan los políticos de turno, mas empeoran la legislación a conveniencia de una minoría y a medida que pasa el tiempo más se agudiza la situación socioeconómica de las familias. Pero consta de la unión de todos los sectores sociales para revertir los lados de la balanza, caminando en junta la construcción de país con la visión del buen vivir y las alternativas de la vida digna.

 

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s