LA SOBERANÍA ALIMENTARIA EN COLOMBIA AMENAZADA POR LOS TLC.


11

EL trabajo de la tierra y la producción de alimentos se han convertido para muchos campesinos, indígenas y afro descendientes en la única opción para subsistir precariamente debido a la ineficiencia del estado en garantizar los derechos para la dignidad de este sector. Desde 1991 la apertura neoliberal del régimen económico hegemónico global, viene dejando consecuencias negativas al sector campesino por la concentración de capital de estos sectores económicos.

El Gobierno del presidente Juan Manuel Santos atrevidamente aplica al pie de la letra la política neoliberal, firmando tratados de libre comercio (TLC) con Estados Unidos, Corea del Sur, Canadá, Unión Europea y últimamente con Israel, para permitir la entrada del mercado de las transnacionales y fortalecimiento de las locomotoras mineras y de los agro combustibles, dejando competir en desventaja y por debajo del costo de producción al sector agrario nacional.

12

 Como consecuencia de los TLC en el mes de febrero del 2013 Los campesinos caficultores de Colombia se concentran para protestar contra el Gobierno, por peticiones como precios justos, control de precios en insumos, control a la importación de café, refinanciamiento de la deuda cafetera y freno a procesos de embargo.

Sumado a esto el 7 de mayo de 2013, se movilizan miles de cultivadores de papa de los departamentos de Cundinamarca, Nariño, y Boyacá. En esta oportunidad marchan junto a productores de otros cultivos de tierra fría y se concentran en los sitios previamente definidos por los comités municipales y veredales para exigir del Gobierno Nacional la solución a sus reclamos. Multitudinarias concentraciones en el Puente de Boyacá, Duitama, Chipaque y el Puente de Rumichaca en Nariño. Marchantes de los corregimientos de Pasto llegaron hasta la plaza de Nariño con sus azadones y tractores reclamando del gobierno departamental políticas agrarias que resuelva la crisis de los campesinos, además que se notifique ante el ministerio de agricultura sus exigencias y su inconformidad expresada en lo que llaman “la desmovilización de los paperos”. Otro sector importante en el agro también se preparaba en paro, pero con la estrategia mediática negocian solo con los gremios arroceros para diezmar el paro, tal como paso con la Federación de cafeteros, ¿con esos acuerdos en que se benefician los pequeños productores? El sector agropecuario está en momento crucial de su historia. Se juega la supervivencia, comprometida desde la apertura del siglo pasado y por las reformas de libre mercado. Éstas, eliminaron instituciones de fomento, crédito, investigación y asistencia técnica e instrumentos como préstamos e insumos subsidiados y precios de sustentación. La crisis de los cultivadores es profunda. Producen a pérdida, en ciclos repetitivos de bajos precios, azotados por las importaciones, los altos precios de los insumos y el exagerado costo de los fletes, producto del incremento constante de los combustibles. Del costo total de producción, el 26% se les va en el transporte de lo que producen y cuando llegan a sus sitios de mercadeo se encuentran con papa importada gracias a los Tratados de Libre Comercio (TLC) y papa de contrabando que ingresa a cantidades por el bajo precio del dólar. Los insumos que requieren, sobre todo fertilizantes y agroquímicos suben y suben de precio pues son producidos por monopolios extranjeros y hace décadas que el Estado colombiano renunció a producirlos.

Nariño con alta vocación agrícola, los campesinos se ven cada vez más arrinconados y sin opción y luego se preguntan porque los campos se llenan de cultivos de uso ilícito. Primero eran trigueros y les acabaron el trigo con el cuento de que no se podía cultivar en el país. Se quedaron en la cebada, pero Bavaria y SabMiller resolvieron que tampoco nuestro suelo era apto y barrieron con la cebada. Muchos se pasaron a los frutales y el país está ahora inundado de duraznos y de manzanas. Otros corrieron a sembrar cebolla y no  tardó el mercado en volverse a saturar. Algunos más buscaron la leche como sustituto, pero también allí están disparadas las importaciones y se les viene encima el TLC con la Unión Europea.

Tratados de libre comercio aprobados por la mayoría de parlamentarios Nariñenses, los mismos que reclaman el voto para seguir jodiendo al pueblo, que cinismo ahora aparecen como redentores, acompañando a los voceros, solidarios, porque les preocupa la situación de los campesinos reconociendo la crisis de los caficultores, los lecheros, paneleros y ahora de los pequeños cultivadores de papa, crisis de la que ellos tienen gran responsabilidad.

13

Vendrán las movilizaciones de los lecheros, paneleros, los cultivadores del fique, del plátano, de la yuca en la batalla por la soberanía alimentaria y nacional contra los tratados de libre comercio, rechazando un modelo inhumano que prioriza el interés de las transnacionales y de mercado por el bienestar colectivo ciudadano.



Es la hora de juntar la lucha hoy dispersa en la gran movilización nacional por la paz con justicia social y vida digna para los colombianos. Es un asunto de ética que toda la sociedad, que todos los sectores sociales y políticos le apostamos al buen vivir y cambio en la política extractivista, activar con fuerza y vigor la acción de detener la catástrofe socio ambiental que comenzamos a vivir en virtud de una política errada.

 

 

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s